Decisión y colaboración

El tercer bloque de los partidos políticos abiertos está formado por dos ideas que se complementan. Por un lado, la toma de decisiones y, por otro, la colaboración. Se han decidido unir en un solo bloque pues ambos tienen como consecuencia efectos prácticos, aunque su ejecución es diferente.

Para que la decisión y la colaboración funcionen es necesario que existan la transparencia y los procesos deliberativos. La transparencia es esencial porque es la base de la apertura de una formación y sirve para conocer todas las posibilidades que la ciudadanía tiene para colaborar con un partido. La deliberación, por su parte permite detectar ideas y problemas y debatir cuestiones que pueden ser la base de los procesos participativos y colaborativos.

La diferencia entre la toma de decisiones y la colaboración es que la segunda permite a la ciudadanía formar parte de la creación de actividades e ideas, mientras que la primera se asemeja más al sentido clásico de participación, en la que se votan propuestas. Mientras que participar se entiende como «tomar parte»,  colaborar se entiende como «crear conjuntamente».

En la toma de decisiones el sentido es bidireccional­– arriba-abajo y abajo-arriba­– mientras que en la colaboración es multidireccional.

DECISIÓN

El primer sub-bloque es la toma de decisiones, que son aquellas iniciativas que permiten a la ciudadanía tomar parte en las medidas propuestas por los partidos políticos.

COLABORACIÓN

El segundo y último sub-bloque es la colaboración, que se define como la creación conjunta de acciones entre los partidos políticos y la ciudadanía.