Deliberación

El segundo bloque de los partidos políticos abiertos es la deliberación, que son aquellas actividades que tratan de promover un debate entre las formaciones y la ciudadanía. Este debate requiere ciertos elementos para ser abierto y permitirá que los ciudadanos puedan formarse en materias políticas y tomar decisiones correctamente. Asimismo, puede hacer que los partidos políticos aprendan de los ciudadanos respecto a ciertas cuestiones.

implicación de los partidos

Para que una formación sea abierta, debe fomentar el debate de la ciudadanía, de forma que la discusión sea plural y libre. Esto no solo ayudará a la ciudadanía a elegir a la formación política que quiere que le represente, sino que aportará nuevas ideas a los partidos políticos y les ayudará a conocer qué principios quieren defender.

transparencia en los procesos

En general, para cualquier tipo de participación de la población debe garantizarse previamente la transparencia, puesto que si no existe información al respecto, los usuarios no podrán saber en qué pueden o no participar y cómo tienen permitido deliberar o tomar decisiones. En este sentido, no solo es importante publicitar las actividades participativas, sino también los resultados de cada proceso.

ESTATUTOS Y VALORES IDEOLÓGICOS

Es recomendable que un partido que vaya a fomentar la deliberación lo tenga en cuenta en sus estatutos, ya que es un eje que hace falta aclarar, especialmente para poner de manifiesto las intenciones de la formación política.

Asimismo, conviene crear un reglamento o un código de conducta donde se expliquen todos los procesos participativos de un partido político y se establezcan límites y normas para cada caso.

Esto también es aplicable en el bloque de la decisión y la colaboración.

online y offline

Hay que destacar que la colaboración no solo debe darse de forma online, sino que es necesario promover la participación más allá de la Red.

Aun así, cualquier actividad (online o presencial) debe darse a conocer en Internet, pues así se respeta el principio de transparencia mencionado con anterioridad.Asimismo, conviene crear un reglamento o un código de conducta donde se expliquen todos los procesos participativos de un partido político y se establezcan límites y normas para cada caso.

Esto también es aplicable en el bloque de la decisión y la colaboración.

consecuencias

Y, ¿para qué sirven los procesos deliberativos? Como otros procesos participativos que se explicarán a continuación, la deliberación conlleva diversas consecuencias. Promoviendo el debate en la ciudadanía, los partidos políticos lograrán estar en contacto con la población y conocer sus preocupaciones. Esto es necesario para mejorar los procedimientos, tanto internos como externos, y renovar las agendas, es decir, plantear nuevas ideas, problemas y soluciones en el día a día del partido.

En cuanto a la eficacia del partido, también se podrá ver mejorada, puesto que la deliberación permite anticiparse a posibles crisis que la ciudadanía puede ir advirtiendo.

 

Si las formaciones son capaces de conocer las preocupaciones de la ciudadanía y actúan conforme a estas, esto generará una confianza y una legitimidad que hasta el momento se ha deteriorado ampliamente.

recursos

Para desarrollar la apertura de los partidos políticos tanto en la deliberación como en la participación y la colaboración, es necesario que las formaciones creen nuevos canales, inviertan recursos económicos y humanos para organizar procesos participativos sólidos, controlados y con sentido. De nada sirve crear nuevas herramientas sin un objetivo claro y sin asegurar que se cumple correctamente.

evaluación

Es importante también evaluar la deliberación. Este es un campo en pleno desarrollo, pero hay ciertas cuestiones claras: que debe contar con elementos cuantitativos y cualitativos. Los primeros permitirán ver el número de propuestas y se podrá comparar entre unos partidos y otros; los segundos servirán para observar detalles, elementos novedosos y diferencias entre las iniciativas de cada formación. Combinando las dos fórmulas se podrán detectar propuestas deliberativas innovadoras, que pueden servir de modelo para el resto de partidos políticos.

requisitos sin discriminar

Dependiendo de cada proceso deliberativo, los partidos políticos deben imponer ciertas normas de identificación y/o normas de actuación. Estas normas se deben establecer para evitar situaciones en las que se falte al respeto al resto de usuarios y que el debate pueda ser lo más constructivo posible. En cualquier caso, las normas y recomendaciones de actuación deberían publicitarse para que todos los usuarios tengan acceso a ellas. 

 

Además, estos procesos deben ser abiertos a toda la ciudadanía sin que exista ningún tipo de discriminación para poder participar en un debate político.

debate plural

Se basa en el principio de que la discusión favorece los procesos democráticos y ayuda a que el debate sea más plural y libre. Consiste en el intercambio de ideas y argumentos entre simpatizantes o personas implicadas en la política (Piana y Córdoba, 2016).

 

En este sentido, Internet supone un gran avance en la deliberación de los partidos políticos, pues ofrece múltiples posibilidades para debatir propuestas a bajo precio y en tiempo directo. Además, la Red permite que la deliberación sea tanto bottom-up(abajo-arriba) como top-down(arriba-abajo), de forma que todas las partes pueden aprender de las ideas de otros y discutir los argumentos con los que estén de acuerdo o en contra, un ejercicio que resulta muy sano en cualquier democracia. 

iniciativas

Los partidos políticos pueden fomentar la deliberación de muchas formas. Aquí podrás encontrar algunas iniciativas que pueden ser interesantes a la hora de impulsar el debate en la ciudadanía.