evaluación

Para asegurar que los partidos políticos son transparentes, es necesario realizar distintas evaluaciones periódicamente. Así, resulta fundamental una fiscalización independiente por parte del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno que, como mínimo, establezca los mínimos de la ley.

En cuanto a otras evaluaciones que se hacen por parte de organismos independientes, como Transparencia Internacional, Compromiso y Transparencia y Dyntra, convendría homogeneizar esos indicadores, para que los niveles de transparencia no varíen tanto entre unos y otros índices.

Una evaluación de la transparencia debe incluir un estudio cuantitativo que se asegure de que todos los datos que garantizan la transparencia están presentes en las webs de los partidos políticos. Sin embargo, será un estudio cualitativo transversal el que aportará los detalles que permitirán comparar entre los diferentes partidos. Además, es importante que se valore de distinta forma que un partido publique una información u otra. No debe valorarse igual la financiación de una campaña electoral que el correo electrónico de un área del partido. ​