rendición de cuentas

La principal consecuencia de la transparencia será la rendición de cuentas, que obliga a los partidos políticos a hacerse responsables de las decisiones que toman. En este sentido, es fundamental que la ciudadanía conozca la información económica, para poder exigir responsabilidades a los partidos. 

La rendición de cuentas tiene que ver con el sometimiento de los partidos políticos al escrutinio por parte de la ciudadanía, cuestión que facilita la transparencia al poner a disposición de la población grandes cantidades de información de las que se hacen responsables. Por ello, como destaca Gutiérrez Rubí (2013), no se puede dar la espalda a la sociedad y se debe facilitar la política vigilada (cit. Rubio Núñez y Vela Navarro Rubio, 2017). 

Una acción de rendición de cuentas que los partidos políticos podrían plantearse sería someter el programa electoral al escrutinio público. En este sentido, los partidos políticos podrían ir poniendo a disposición de los usuarios las iniciativas que han propuesto y medidas que han tomado respecto a cada punto del programa a lo largo de la legislatura presente.