La transparencia

¿POR QUÉ SER TRANSPARENTES?

Los partidos políticos deben fomentar la transparencia de una forma voluntaria por diversos motivos. El principal de ellos es que en España la mayor parte de los fondos de las formaciones políticas (el 80%) procede de financiación pública, a diferencia de otros países. Esto hace que la ciudadanía, tanto si es votante o no de una formación, tenga derecho a conocer el destino de esas cantidades económicas, ya que, aunque no sean entes públicos, sí se nutren fundamentalmente del dinero del Estado.

La transparencia, además, debe ser un principio inherente a todo ejercicio político, que demuestre apertura y honestidad. En este sentido, la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno incluye a los partidos políticos como sujetos obligados a cumplirla precisamente por esos motivos. Aun así, dado que la normativa ya se aprobó hace unos años y tiene algunas deficiencias, las formaciones deben ir más allá y garantizar una transparencia más amplia que la que propone la ley. Para garantizar la transparencia y la rendición de cuentas, los partidos políticos deben transformar su actitud y asumir que la transparencia es un deber que aporta beneficios.

A continuación, podrás ver las claves de la transparencia de los partidos políticos:

Acceso a la información

Sería interesante que los partidos políticos no solo fomentaran a transparencia activa, sino también la pasiva. 

Sería interesante que los partidos políticos no solo fomentaran a transparencia activa, sino también la pasiva. 

LOS DATOS ABIERTOS

Los datos abiertos publicados por los partidos políticos​ tienen que reunir una serie de características, como la actualización, la sencillez den el lenguaje, la accesibilidad, la capacidad de reutilización y la visualización de los contenidos.

PUBLICIDAD ACTIVA

La transparencia pasiva tendría que ser la excepción, ya que los partidos políticos deben promover la publicación voluntaria de datos.

rendición de cuentas

La rendición de cuentas o accountability es la principal consecuencia de la transparencia, que consiste en la obligación de los partidos políticos de hacerse responsables de las decisiones que toman

evaluación

Para asegurar que los partidos políticos son transparentes, es necesario realizar distintas evaluaciones periódicamente.